¿Está PlayStation 4 perdiendo la guerra de exclusividades con Xbox One

Assassin's Creed IV PlayStation 4
Comparte si te gusta

Sony está viendo cómo su estrategia de hacerse con contenidos exclusivos para juegos de terceras compañías podría estar haciendo aguas, con el retraso de algunos de ellos o la posibilidad de que lleguen finalmente a otras compañías. Mientras tanto, PlayStation 4 ve cómo su rival refuerza el apoyo de algunas de las grandes productoras.

Ha sido durante los diferentes grandes eventos del año cuando hemos visto más claramente la estrategia de ambas compañías para llamar la atención de los consumidores indecisos, anunciando colaboraciones especiales con diferentes compañías, junto a un repaso de los juegos de producción propia.

Hasta hace bien poco, la sensación entre consumidores y medios era de un cierto equilibrio entre ambos contendientes en lo que es claramente una guerra de exclusividades, e incluso alguno se atrevía a decir que la balanza se inclinaba en cierto sentido hacia el lado japonés, debido fundamentalmente a un catálogo de producción propia más atractivo que el de la nueva Xbox.

Sin embargo, en las últimas hemos visto cómo, efectivamente, dicho equilibrio parecía romperse, aunque a favor del lado opuesto. Y no porque Redmond haya conseguido más colaboraciones o anunciado nuevos juegos exclusivos, sino porque parece que a Sony se le están resquebrajando sus planes iniciales.

Y ya no sólo porque alguno de sus grandes títulos de estreno se hayan retrasado, como ocurrió con Infamous Second Son, previsto ya para mínimo el mes de abril de 2014, o más recientemente DriveClub; sino también porque sus colaboraciones con otras productoras parecen ahora más débiles que antes.

El último ejemplo de ello lo conocíamos el pasado jueves: los contenidos extra anunciados para las versiones de Watch Dogs y Assassin’s Creed IV para PlayStation 3 y PS4 serán sólo temporalmente exclusivos, por lo que Ubisoft, transcurridos los seis meses correspondientes, podría lanzarlos para el resto de plataformas, incluida su máximo rival.

A ello se une que, precisamente Watch Dogs, uno de los títulos para el cual más se había apostado, también retrasará su lanzamiento según anunciaban recientemente sus máximos responsables, causando problemas entre quienes ya habían reservado el bundle que incluía consola y juego.

Mientras tanto, Xbox One ve cómo sus colaboraciones con terceras compañías se refuerzan y ratifican sus exclusividades. Ejemplo de ello es Dead Rising 3, un título de lo más atractivo que Capcom ha vuelto a reiterar que no saldrá de la consola de Microsoft; como tampoco lo hará Killer Instinct, quien ya se configura como una gran opción tras la tormenta pasada con su presentación.

Dead Rising 3 jefeA ello se unen las colaboraciones con dos de las grandes productoras del momento. Por un lado, Activision, de la cual Redmond se asegurará una atención primordial en su política para con Call of Duty: Ghosts, y cuyo resultado será la comercialización de un bundle conjunto, una edición especial, y la llegada con anticipo de los futuros DLCs.

La segunda de ellas es Electronic Arts quien ofrece uno de sus grandes títulos para los usuarios de la nueva Xbox: FIFA 14, para la cual también habrá un bundle especial y, sobre todo, un contenido exclusivo: el modo Ultimate Team Legends, sólo accesible para las plataformas de Microsoft.

FIFA 14 Ultimate Team Legends Xbox OnePero no queda ahí su relación con EA. De hecho, ésta ofrecerá en exclusiva para las consolas de Redmond uno de los títulos next gen que más ha asombrado en sus diferentes demostraciones: Titanfall, que ya tiene fecha de lanzamiento.

Frente a ello, a PlayStation 4 le queda la apuesta correspondiente de Capcom para ésta: Deep Down, una superproducción cuya gran baza será el uso de la tecnología del fotorrealismo. Junto a ello, el contenido exclusivo que aún mantiene con otro de los próximos grandes estrenos: Destiny, si bien aún no se ha especificado en qué consistirá.

Destiny Bungie¿Está pues, PS4, en una situación inferior con respecto a las terceras compañías? ¿Es su catálogo de producción propia capaz de contrarrestar esta supuesta inferioridad? Recientemente la propia EA ha anunciado que está trabajando con Sony para futuros acuerdos, pero por ahora, no hay nada concreto, así como supuestos nuevos juegos que llegarían sólo a la nueva PlayStation, como Dragon’s Dogma 2.

El artículo ¿Está PlayStation 4 perdiendo la guerra de exclusividades con Xbox One? se publicó en GamerZona.

¿Está PlayStation 4 perdiendo la guerra de exclusividades con Xbox One?. ¿Está PlayStation 4 perdiendo la guerra de exclusividades con Xbox One?.

Leer más: ¿Está PlayStation 4 perdiendo la guerra de exclusividades con Xbox One

Webdesign from 3D Web Design.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lost Password